Te toca que te conozcas.

28 de Abril, 2020 por Alessia Di Barri

Mi familia, como la mayoría de las familias mexicanas, está llena de divertidas anécdotas. Una de ellas, que al pasar de muchos años nos sigue haciendo reír a carcajadas fue un día que en plena comida familiar, ya sabes, abuelos, bisabuelos, tíos primos y agregados, una de mis primas que en esos días era apenas una niña, creo que  de 5 o 6 años, se le ocurrió preguntar con mucha curiosidad al centro de la mesa: 

“¿Qué es masturbarse?” 

*Un silencio profundo pausó el típico ruido de platicas cruzadas que caracterizan las comidas familiares.  

 

Mi abuelo volteó a ver a mi abuela, mi abuela a mi tía y mi tía a su hermana. Todos con ojos medio desorbitados. – Busca en el diccionario – respondió una tía tratando de solucionar el nerviosismo entre los comensales, cuando nuestra otra prima, igual de unos 6 o 7 años le respondió con desenvoltura

 

"Es tocarse el “vichi” con malas intenciones."  

Las carcajadas volvieron a invadir el salón regresando así el ánimo ligero y relajado con el que acompañamos las delicias de la Nana.  

 

De todas las anécdotas familiares esta es de las que más me he reído, pero es también la que nos abre a una discusión de nuestra triste realidad, las mujeres creemos que es vergonzoso, de malas costumbres o de malas intenciones, como diría mi elocuente prima, el conocernos o tocarnos. Muchas mujeres no quieren ni pensar en sus genitales, estamos completamente desconectadas de ellos, pocas los conocen en persona, si, así te la pongo, no muchas se atreven a agarrar un espejo y presentarse personalmente a su propio órgano responsable de tanto placer y felicidad. 

 

Para platicar de este tema te presento a la world wide famous Alessia Di Bari. 

Maestra en sexología, comunicóloga, consteladora familiar, terapeuta de pareja,  terapeuta breve estratégico y actualmente estudiando el doctorado en Sexualidad Humana.  Escritora de  los libros “Saber EsCoger. Guía de sexualidad para mujeres” y “Saber EsCoger. Guía de sexualidad para hombres” de la editorial Vergara. 

Ale participa en diferentes medios de comunicación como el programa de Martha Debayle en W radio, “Miembros Al Aire” y “Montse y Joe” de Unicable. Cuenta con participaciones fijas en “Jessie Cervantes en vivo”de EXAfm y “Axeso” en EXA Tv entre otros. Participa en diferentes medios impresos y digitales como “Ideas que ayudan” el portal de Yordi Rosado y cuenta con una columna semanal en la revista TVyNovelas.

Finalmente tenemos el privilegio de que colabore en nuestra cápsula, así que abre tu mente para liberarte de lo que sea que estés cargando.  

 Q&A

En uno de tus artículos escribes que se debe “hacer las paces con nuestra vulva”. ¿De dónde crees que nace este miedo, culpa o rechazo? 

A: Me parece que viene de mucho tiempo atrás, donde a las mujeres nos enseñaron a tenerle miedo y/o a sentir vergüenza de ella. Si desde niñas escuchamos que “huele a pescado”, “parece un molusco”, “no se debe tocar”, etc… es poco probable que después, de manera natural, queramos entrar en contacto con ella y/o nos guste.  

 

 

¿Cómo afecta nuestra vida sexual y búsqueda de placer el no tener este acercamiento con nuestra misma intimidad? 

A: Suena a cliché, pero si no nos conocemos ¿Cómo pretendemos que alguien más lo haga? En general, todas las barreras que vamos teniendo desde niñas, nos terminan afectando en nuestra propia intimidad. Quizás la vivimos con culpa, con vergüenza o simplemente no nos atrevemos a explorarla.  

 

 

¿Cuál sería una buena manera de cambiar nuestros hábitos de pensamiento  para iniciarnos en la autoexploración sin culpas ni remordimientos? 

A: Más que SIN culpas, yo diría que CON TODO Y CULPA. Ya sé, suena raro y contrario a lo que hemos escuchado muchas veces… pero justo el estarnos peleando con nuestra culpa, hace que pongamos toda nuestra atención en ella y no pongamos atención en el placer. Si nos dejamos de pelear con la culpa y le permitimos estar, nos devuelve nuestra atención para poderla poner donde queramos; en este caso, en el disfrute.  Parte vital del cambio de hábitos, es aprender a dejar de pelearnos con nuestras emociones y darle espacio, sin importar lo “feitas” que se sientan.  

 

¿Qué beneficios trae el desarrollar una relación más sana y abierta con nuestra sexualidad? 

A: El primero y más evidente: una sonrisa grande y el segundo y no menos importante, ganas de disfrutar la vida. La sexualidad es una energía de vida, si logramos ponernos en sintonía con ella, todo lo demás mejora: nos sentimos mejor con nuestro cuerpo, tenemos un mejor autoconcepto de nosotras mismas, estamos más en sintonía con el placer –en general- y nuestro cuerpo se mantiene más saludable.  

 

 

 

 

Que no se acostumbre a hablar de esto ni siquiera solo entre mujeres, no quiere decir que estés sola. A todas nos pasan estos temas por la cabeza, pero si crees que un poco de ayuda profesional te podría caer bien no dudes a contactarla. Ella junto a un maravilloso equipo con el que fundó Evolución Terapéutica tienen todas las herramientas para ayudarte en tu proceso. 

ALESSIA DI BARRI

SEXÓLOGA

  • Facebook icono social
  • Instagram
  • Icono social Twitter

"Click en la imagen para más información"

© 2020 by SHEWOLF.COM.MX

0